domingo, 19 de abril de 2015

Guia y consejos para manualidades para roedores

Si disponéis de un poco de tiempo libre y os gustan las manualidades, creo que este articulo os encantará. Teniendo en cuenta unas precauciones mínimas sobre los materiales que podéis utilizar, sólo necesitaréis vuestra imaginación para hacerle unos juguetes geniales a vuestra pequeña mascota.
En algunas webs sobre hámsters tenéis una sección dedicada a este tema para todos los mañosos donde podéis sacar muchas ideas.http://peluzzo.com.

MATERIALES RECOMENDADOS
:Materiales recomendados
Por supuesto, no todos los materiales disponibles en nuestro entorno o en tiendas de manualidades pueden utilizarse para fabricarles juguetes a nuestros hámsters. Muchos son tóxicos o no están recomendados para ello ya que nuestra pequeña mascota es ante todo un roedor y en su afán por roer puede intoxicarse si no usamos el material base, el pegamento o la pintura adecuados.

Materiales Base
Los más usuales son el cartón y la madera. Hemos de asegurarnos de que tanto el cartón como la madera no estén tintados, ya que la mayoría de los tintes industriales son tóxicos si el roedor los ingiere por su contenido en elementos pesados como el plomo. Los cartones no deben tener ningún rastro de pegamento ( sobretodo si usamos los típicos tubos de cartón de los rollos de cocin o de papel higiénico), ni deben de estar plastificados. La madera que habitualmente venden en las carpinterías suele ser de pino y no debemos de usarla. El serrín que se desprende o la viruta que el hámster saca al roerla puede provocar alergias cutáneas y respiratorias. Debemos asegurarnos que la madera que compramos es de otro tipo de árbol como álamo o haya.

- Pegamento:
pegamento:

Casi todos los pegamentos de contacto suelen llevar disolventes y otros compuestos que además de ser tóxicos por vapores lo son siempre por ingesta. Lo ideal sería utilizar pegamentos recomendados para el uso infantil como colas blancas o pegamento de barra y siempre en ínfimas cantidades, lo justo para que las piezas de nuestra manualidad no se despeguen. Por supuesto, hemos de evitar que estén en zonas visibles donde el animal llegue con facilidad a roerlo.

- Pinturas:
Pinturas:

Entre las pinturas menos tóxicas nos encontramos las acrílicas y las témperas. Ambas se limpian con agua y no es necesario usar disolventes, y están recomendadas para uso infantil. Como las pinturas solo sirven para decorar podemos omitirlas en las partes interiores que no vayan a verse, de manera que además de ahorrar en materiales nos aseguramos que aunque el hámster roa la manualidad, no habrá un exceso de pintura que lo perjudique. Otra posibilidad es pintar la manualidad con lápices de colores, el grafito no suele ser tóxico por ingesta.

- Otros materiales:
Otros materiales:

En la elaboración de nuestra manualidad podemos usar otros materiales como cuerda (siempre que no sea de aspecto fibroso y se pueda deshacer facilmente por ingestión), cáscaras de nuez, cáscaras de coco, pasta comestible no puntiaguda (como macarrones, lazos,etc...), pasta de sal (medio vaso de sal, un vaso de harina, un cuarto de vaso de agua y una cucharadita de aceite oliva), pasta de papel (papel de cocina, un vaso de harina, un cuarto de vaso de agua), papel (siempre que no esté tintado ni tenga restos de adhesivo, y principalmete suave como el de cocina o el higiénico), etc... Siempre con la precaución de saber qué tipo de material estamos usando y qué daño puede provocarle a nuestra pequeña mascota si lo ingiere.

MATERIALES PROHIBIDOS:
Materiales Prohibidos:
Es muy importante tener claro que ante cualquier duda sobre la toxicidad de un material no debemos usarlo nunca porque estaríamos poniendo en peligro la salud de nuestro roedor.
Los materiales que nunca deben de usarse bajo ningún concepto son:

-Plásticos (ya sean duros o blandos): 

Plasticos:
 Al ingerirlos hay dificultades para eliminarlos a través de las heces y pueden provocar obsturaciones en el estómago y los intestinos.

- Goma Eva: 

Goma Eva:
A pesar de que es un material no tóxico y recomendado para el uso infantil, es díficil de eliminar una vez ingerido. Por esa razón, su uso debe de ser controlado y si puede evitarse muchísimo mejor ya que el roedorr tenderá a roerlo en cualquier caso pudiendo tragar pequeñas partículas.

- Disolventes: 

Disolventes:
Debemos tener extremado cuidado en no usar nunca disolventes en nuestras manualidades, evitando tanto el aguarrás, como la acetona, como el disolvente universal. Sus vapores no sólo son tóxicos y en algunos casos mortales para este pequeño animal sino que su ingesta puede provocar graves problemas de intoxicación.

- Barnices: 

Barnices:
Casi todos los barnices suelen llevar disolventes o esmaltes que aunque dejan un acabado perfecto en nuestra "obra maestra" son perjudiciales. Debemos de tener en cuenta que al roer, el roedor lo primero que ingerirá será el barniz.

Pegamentos de contacto:
Este tipo de adhesivos suelen ser tóxicos por contacto y por ingesta. No se deben usar para manualidades para animales ya que pueden provocar afecciones pulmonares, cutáneas y digestivas.

Pinturas al oleo y esmaltes:
 Todas las pinturas con bases de aceites suelen tener compuestos derivados del plomo, que como elemento pesado es bastante tóxico. De la misma manera los esmaltes suelen llevar disolventes que tanto por inhalación como por ingesta pueden provocar serios problemas de intoxicación en los roedores.

Fibas y textiles:
El mayor problema de los materiales textiles o fibrosos es que al ser roídos por nuestra mascota se deshacen en fibras que pueden enredarse en sus extremidades llegando a amputarlas. Su digestión es complicada y pueden provocar obsturaciones en el estómago y los intestinos. Por ello es desaconsejable utilizar lanas, telas, hilos y algodones.

Alambres:
Otro material a veces utilizado en manualidades y del que nunca se piensa en el riesgo que entraña son los alambres. Suelen usarse para unir piezas o bien como base de escalas o en la estructura de algunas manualidades. El gran problema de este material son sus terminaciones, normalmente puntiagudas y afiladas, con las que el roedor puede cortarse, o incluso ensartarse provocando daños internos irremediables o la muerte inmediata.

CIONES:
Consejos y recoemndaciones:

1) La manualidad que elijas debe de ser simple, piensa que el roedorr cuando mejor se lo pasara será destruyéndola a moridisquitos. Si empleas mucho tiempo en hacer una gran manualidad con muchos detalles, quizás tanto esfuerzo no merezca la pena para luego verla reducido a virutillas. Ante todo hay que ser prácticos.

2) Ante cualquier duda sobre un material, no lo uses. Las principales características son que deben de ser degradables, deshacerse en agua, rompibles en pequeños trocitos, no deben de ser fibrosos y sobretodo, nada tóxicos. Los materiales para uso escolar suelen ser siempre los más recomendables.

3) Busca siempre que la idea que vayas a desarrollar sea de utilidad. A los roedores lo que más les gustan suelen ser los tubos, laberintos, casitas, escalas... La ropa para roedores es muy mona pero no podrás usarla nada más que un par de veces para fotos graciosas y durante unos escasos minutos para que el animal no se agobie.

4) Pide siempre la ayuda y la supervisión de un adulto si tienes poca edad. Procura elegir un buen sitio para hacer las manualidades, despejado y sin obstáculos y bien recubierto de papel de periodico para evitar "accidentes". Dejálo todo recogido después. Ante todo hay que ser repsonsables.
Algunas Ideas

Entre las manualidades más apreciadas por los hámsters suelen estar los laberintos. La mayoría consisten en una caja de cartón de una altura apropiada para que el animal no se escape en la que se introducen pequeñas piezas de cartón de manera que se forme un laberinto por el roedor  circule sin grandes obstáculos para encontrar al final de éste un premio, como por ejemplo algunas pipas o golosinas para roedores. Una variación podría ser la de introducir tubos de cartón en lugar de piezas y distribuirlos de manera que el animal pueda circular a través de ellos sin complicaciones, o bien desarrollar escalas y segundos pisos a no mucha altura por donde el hámster suba y baje en su afán por explorarlo todo.

Otra manualidad pueden ser las casitas. De materiales diferentes y formas distintas pueden llegar a realizarse verdaderas mansiones para roedores, muy apreciadas sobretodo por las hembras en las épocas de cría. La introducción de ventanas y puertas a distintas alturas les permiten ejercitarse trepando a la vez que les proporcionan una buena ventilación.

Las escalas y balancines pueden ser una gran aportación para la actividad de nuestra mascota, aunque no todos los roedores se animan a usarlas y prefieren seguir decantándose por trepar por las rejas de la jaula.

CREATIVIDAD PROPIA:
Creatividad

La creatividad es un don increíble que nos permite imaginar las más variopintas ideas. Aunque debemos de tener presente que la manualidad que desarrollemos debe de ser útil y práctica, ante nosotros se extiende un mar de posibilidades que quizás aún no sehayan contemplado. Lo ideal es desarrollar primero un boceto en papel de lo que queremos hacer, para poder evaluar todas las ventajas y desventajas y subsanar las complicaciones que podamos observarle.
A pesar de que no está de más aceptar que "no hay nada nuevo bajo el sol", todo es mejorable ^^

EL HÁMSTER NO ES UN JUGUETE:
Tu roedor no es un juguete:

Algo que tiene que quedar claro desde el principio es que ningún animal es un muñeco. Las manualidades siempre deben de tener la finalidad de entretener a nuestra mascota y proporcionarle una actividad extra que les beneficie físicamente y mejore su calidad de vida. No debemos nunca de "humanizar" a ningún animal, respetar su naturaleza debe de estar por encima de todo, por muy "mono" que esté. De esta manera, nuestro trabajo manual tendrá un fin no sólo de entretenimiento sino educativo para nosotros mismos, permitiéndonos conocer qué es lo que más le gusta o le conviene a nuestro roedor.

animalnatura