lunes, 13 de abril de 2015

Haz chuches para tu mascota

Todas las mascotas pueden beneficiarse de nuestras dotes culinarias. Es habitual, aunque cada vez menos, que las personas hagan su propia comida a perros, y en menor medida, a gatos. Pero normalmente, esta costumbre se limita al alimento principal, sin atrevernos a intentar dar un paso más y fabricarle suculentas recompensas. Uno de los ingredientes estrella, que suele gustar a todos y ser apto para todas las especies animales es la fruta, aunque no es el único. De hecho, la fruta, aunque saludable y apetecible no debe ser ofrecida al animal de manera recurrente, sino en ocasiones.
Roedores y aves basan su dieta en una buena cantidad de frutas, pero gatos y perros sólo la tomarán de manera ocasional. ¿Crees entonces que se acota la lista de golosinas disponibles para mascotas? Ni mucho menos. Carne, pescados, granos y hasta hierbas aromáticas, también cereales y miel en pequeñas cantidades. De lo que se trata, como siempre, es de ajustar las dosis de la golosina a la repercusión que esta puede provocar en la salud de la mascota. Así pues, a un animal resfriado, tomar algún alimento con miel le aliviará sus molestias e incluso si padece de trastornos gástricos. Pero un animal sin estas dolencias, no debe abusar de la miel, ya que no deja de ser un alimento dulce y calórico.
Galletas para perros

Quizás pienses que hay que ser una experta cocinera para meterse en la cocina a hacer galletas para perros. Sin embargo, te romperé dos mitos, y es que ni hay que saber mucho de cocina, ni tampoco las galletas son siempre dulces. La receta más sencilla de galletas paar perros simplemente lleva harina y caldo de carne. Para prepararlas sólo tienes que disolver un sobre de levadura en tres tazas y medias de caldo de carne o pollo, dejándolo reporsar durante 10 minutos.
A continuación, agregar tres tazas y media de harina sin blanquear, otras dos tazas de harina integral, más una taza de harina de maíz y media taza de leche en polvo descremada. Mezclas todo bien y haces una pasta que quede de unos 2 centímetros de grosor. Cortas las galletas dándole las formas que quieras, y al horno. Deja que las galletas se horneen a 150 grados durante unos 45 minutos, pero no la saques del horno hasta horas después, para que se endurezca bien.
Si tu perro es un sibarita, prueba con las galletas con sabor a tocino. Se elaboran también de manera sencilla, empleando 5 tazas de harina, 2 huevos, 1 taza de leche, 1 cucharadita de sal, y media taza de agua fría. Para darle sabor, agrégale grasa de tocino. Se preparan igual que las anteriores, salvo que hay que cocerlas a temperatura mayor, de 180 grados, durante unos 35 minutos.
Si entrar en la cocina te gusta, entonces te animamos a preparar galletas de carne. Tu perro se volverá loco cuando se las enseñes. Esta receta sí es algo más elaborada. Comienza congelando un trozo de carne, con la idea de que se pueda cortar en tiras sin estropearse. Estas tiras de carne hay que marinarlas, lo que haremos dejándolas toda una noche en caldo de carne en la nevera. Si te parece, puedes añadirle aderezo italiano. Estas galletas de carne puedes prepararlas dulces (con salsa de soja o salsa teriyaki, o un poco de azúcar (no más de una cucharada) en la marinada. Una vez bien marinada hay que lograr que se deshidrate. Con este fin pueden meterse al horno, aunque mucho mejor si tienes un deshidratador o ahumador de alimentos. Puedes tener estas galletas en la nevera para cuando quieras premiar a tu perro.
Otra opción es cortar tiras de pollo y deshidratarlas durante 3 horas en el horno a 180 grados.
 Si prefieres optar por la dieta vegetariana, o te preocupa el peso de tu perro, puedes jugar con los ingredientes y añadir a la masa de galletas verduras, por ejemplo, un puré de zanahorias con un puñado de perejil. También puedes mejorar la receta sustituyendo parte de la harina por avena. Y si tu perro prefiere el dulce, añade manzanasy algún toque de aroma y sabor como una pizca de canela.
Para fanáticos de lo saludable, las galletas pueden llevar crema de calabaza, y un yogur descremado como ingredientes base junto a la harina y avena integral. Se puede añadir un poco de azúcar y canela, y quedarán deliciosas.
Los gatos quieren chuches

Golosina especial pensada para gatos, aunque también los perros pueden enamorarse de ellas, son las golosinas de atún. Con atún podrás preparar helados que le refresquen en el angustioso verano, simplemente preparando cubitos de hielo con el líquido que resulta de abrir una lata de atún. Más sabroso y ligero imposible. ¿Qué hacemos con el atún? aquí no tiramos nada, ni privamos al gato del producto estrella. Nos servirá para prepararle croquetas. Se elaboran como las de humanos, sólo que usando harinas de maíz o avena y leche descremada. Al final, se cortan pequeñas y aplanadas y se meten al horno para endurecerlas.
Recurre a los sabores favoritos del gato, como el queso, el pescado, o el aceite de hígado de bacalao.
Incluso una hamburguesa para gatos es sencilla de preparar, sólamente mezclando carne picada, con queso cheddar rayado, zanaoria rayada, un poco de harina de trigo y unas cucharadas de aceite vegetal.
Golosinas para aves felices

Pocas cosas hay tan bellas como el canto de un pájaro. Por eso también a las aves hay que tenerlas felices. Podemos enriquecer su pienso añadiendo hierbas aromáticas molidas como el orégano, el tomillo, romero e incluso un poco de ajo que es desparasitante.
Y ofrecerles, de manera esporádica, frutos secos rayados o molidos, como las pipas, nueces, avellanas, almendras, castañas, o piñones. El peligro es que son alimentos calóricos, pero hablamos sólo de premiarles por su talento de vez en cuando. Usa siempre frutos secos que no tengan sal.
Roedores golosos

igual que fabricamos galletas de carne y pescado para perros y gatos, podemos elaborar galletas vegetales para roedores, o mucho mejor, ¡de frutas y cereales! Es sumamente útil aprovechar la ocasión para añadir a la galleta heno y hierbas variadas de las que pueden comer ellos.
comida sana para mascotas

Cómo beneficiarnos de las golosinas caseras

La elaboración de golosinas para nuestras mascotas es una manera de conseguir obligarles a comer, sin que ellos se den cuenta, esos suplementos y refuerzos que de otro modo no nos dejarían. Por ejemplo, podemos añadir levadura de cerveza, para reforzarles sistema inmunitario y la salud de su pelo.
En casos de problemas respiratorios, sobre todo los roedores, las galletas con albahaca, menta y otras hierbas aromáticas le ayudarán a deshacerse de la mucosidad. Jalea real, equinácea, polen, son muchos los productos naturales que tienen beneficios para la salud también de las mascotas. Aunque, incluso la inofensiva miel puede llegar a tener contraindicaciones, por lo que siempre, conviene consultar con su veterinario para que nos aconseje en función del estado de cada animal.

Fuente: http://lacocinasecreta.blogspot.com.es/2015/04/chuches-para-tu-mascotas.html

animalnatura