analitycs

Animalnatura

domingo, 25 de noviembre de 2018

Mascotas exóticas: alternativas al hámster para familias


martes, 21 de agosto de 2018

La 'rata de bambú', avistada en Machu Picchu después de 10 años

La rata de bambú, una especie rara de roedor que vive en Perú y en Bolivia, ha sido avistada esta semana en el santuario histórico de Machu Picchu, el área natural protegida donde se encuentran las ruinas de la célebre ciudadela inca, según han informado las autoridades peruanas. Actualmente, existe muy poca información sobre el número de ejemplares de este animal que siguen vivos y se les ha podido divisar en muy pocas ocasiones. La última vez que registraron la presencia del roedor fue en 2008 durante el proceso de actualización del Plan Maestro del santuario de Machu Picchu.


Una especie rara y poco conocida de roedor llamada comúnmente como “rata de bambú” (Dactylomis peruanus) fue registrada después de 10 años en el Santuario Histórico de Machupicchu (Cusco), poniendo nuevamente a las áreas naturales protegidas del Perú en los ojos del mundo.
Durante un patrullaje rutinario en el sector Phuyupatamarka, guardaparques del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), organismo adscrito al Ministerio del Ambiente, evidenciaron la presencia de esta especie de la familia Echimyidae, la cual había sido reportada por última vez en el 2008 durante el proceso de actualización del Plan Maestro del Santuario.

El hallazgo de esta especie entre arbustos de bambú al borde del Camino Inca, permitió además que el personal guardaparque del puesto de control y vigilancia de Wiñaywayna realizara el primer registro fotográfico de este roedor en el área natural protegida.
La rata de bambú habita en zonas subtropicales o tropicales húmedas. Ha sido registrada en elevaciones medias de las laderas andinas orientales del sur de Perú y el norte de Bolivia. Figura en la lista de datos “deficientes” por la ausencia de información reciente sobre su estado, amenazas y nicho ecológico, ello debido a que se tienen pocos reportes de su avistamiento.
Asimismo, esta especie ha sido documentada en el bosque húmedo de Chusquea a 2,600 m.s.n.m en Machupicchu, donde se encontraron restos en un entierro inca precolombino.
El animal figura en la lista de las especies de datos insuficientes, que incluye a aquellas sobre las que los científicos no tienen información necesaria para conocer con detalle su extensión, a qué amenazas se enfrentan o su nicho biológico. En el caso de la rata de bambú, la falta de datos se debe a las pocas veces que ha sido vista, de ahí que su avistamiento sea motivo de gran interés.

viernes, 4 de mayo de 2018

El hurón como mascota

El mundo de los animales de compañía se diversifica cada vez con mayor frecuencia, ya que cuando se trata de acoger a un animal en nuestro hogar con el que poder crear un vínculo emocional son numerosos los animales que pueden comportarse como excelentes mascotas.
El hurón es un mamífero carnívoro que cuenta con un instinto de cazador, pues esta es su naturaleza. No obstante, en contra de lo que se pueda pensar, fue domesticado hace aproximadamente 2500 años con el objetivo de cazar conejos.
En este artículo te hablamos acerca del hurón como mascota e intentamos despejar todas las dudas que hayan podido surgirte al respecto.

La naturaleza del hurón en el ámbito doméstico

El hurón es un animal que desprende gran energía y vitalidad, además, es un excelente animal de compañía, pues posee un carácter muy juguetón y le encanta compartir momentos de ocio con su familia humana. Obviamente, como muchos otros animales, requiere de presencia y dedicación diarias.
La interacción del hurón con sus propietarios brindará grandes momentos, pues estos animales son tan sociables como inteligentes y su comportamiento es complejo. El hurón no puede compararse a un animal que requiera cuidados mínimos, más bien acoger a un hurón se asemeja a compartir el hogar con un perro o un gato.
El hurón es capaz de aprender su nombre y responder al llamado de su dueño, del mismo modo puede adaptarse a pasear con correa, a mantenerse quieto sobre nuestros hombros e incluso tiene la capacidad de abrir puertas.
Si buscas a una mascota sociable, divertida y juguetona, el hurón puede ser el animal de compañía más idóneo para ti.
La naturaleza del hurón en el ámbito doméstico

¿Qué necesita un hurón doméstico?

Si estamos dispuestos a acoger a un hurón como mascota debemos tener en cuenta que este animal posee unas necesidades básicas y que es nuestra responsabilidad brindarle un entorno en el que pueda experimentar un pleno estado de bienestar.
Antes de adoptar a un hurón te recomendamos tener en cuenta las siguientes consideraciones:
  • El hurón requiere de forma obligada pasaporte con chip y mantener en regla el programa de vacunación establecido.
  • Muchas personas deciden mantener al hurón libre en el hogar, aunque es un animal que puede mantenerse viviendo en una jaula de dimensiones apropiadas. A pesar de ello, es imprescindible que el hurón pueda salir de la jaula durante varias horas al día.
  • Es importante que el hurón siga una dieta equilibrada, por lo que generalmente se recomienda poderle brindar alimento balanceado específico para este tipo de animales.
  • El hurón es un cazador innato, debemos extremar las precauciones si en nuestro hogar habitan también pájaros o pequeños roedores.
  • Esta mascota requiere baños periódicos, pueden realizarse cada 2 semanas o incluso cada 2 meses, ello dependerá de la actividad de cada animal en concreto. En este caso se deben usar productos de aseo específicos.
  • Se recomienda que los hurones empleados como mascotas sean castrados.
  • Requieren especiales atenciones durante el verano, pues son muy susceptibles a sufrir golpes de calor.
Si estás dispuesto a cumplir con estas premisas básicas con las que debe comprometerse cualquier propietario de un hurón, entonces es el momento de hablar de los cuidados veterinarios, los cuales también resultarán imprescindibles para tu hurón.
¿Qué necesita un hurón doméstico?


Cuidados veterinarios del hurón doméstico

Como hemos mencionado anteriormente, es imprescindible que el hurón se someta a un programa de vacunación que se iniciará a partir de los 2 meses de vida y que incluirá vacunas contra la rabia y el moquillo, la administración de las cuáles se deberá repetir de forma anual.
El hurón también deberá someterse de forma periódica a medidas preventivas contra las enfermedades más comunes en él, como aquellas empleadas para repeler a los mosquitos que pudieran transmitir la enfermedad del gusano del corazón.
Obviamente ante signos de enfermedad debemos acudir con la mayor antelación posible a un centro veterinario, sospecha de una posible patología si observas alguno de los siguientes signos en tu hurón:
Pérdida de pelo
Pérdida de apetito
Vómitos
Diarrea
Dificultad respiratoria
Cambios en la evacuación de heces
Del mismo modo resulta muy importante contactar con un veterinario especializado en hurones, ya que así podremos brindar la mejor atención sanitaria a nuestra mascota.
Cuidados veterinarios del hurón doméstico

animalnatura