martes, 2 de diciembre de 2014

el raton blanco, cria y reproduccion

Reproducción

Es proverbial la tasa reproductora de ratas y ratones. Una pareja de jóvenes que establezcan vínculos de procreación puede originar un número increíble de vástagos. La gestación se prolonga durante veinte días, tras los que nacen entre cinco y siete pequeños por término medio, que son totalmente desvalidos, desnudos y ciegos, pero que crecen muy de prisa, pudiendo reproducirse, a su vez, al mes y medio de edad.

ELECCIÓN DE PAREJA REPRODUCTORA:
Aquí es uno de los pasos más importantes y el que no garantizara el tener mejor o peor exito en nuestras cria de ratones.
Lo primero es saber diferenciar bien un Macho de una Hembra. El macho se distingue bien por tener mas separado el genital del ano, En su caso la Hembra es contraria al macho teniedo el genital mas cerca del ano.
Una vez diferenciado el sexo pasaremos a elegir un ejemplar que demuestre buen aporte, como pelaje limpio,exento de cualquier herida o trasmita algun rasgo de poca salud. En los ojos del animal se ve mucho su estado, asi que un ejemplar con ojos brillantes, grandes y sin ningun tipo de estado de alteración sospechoso nos asegurara un buen ejemplar.

REPRODUCCIÓN Y CRÍA:
Empecemos por la cantidad de ejemplares a juntar en un mismo habitaculo:
Bien depende del sitio del que vayamos a disponer, se aconsejan tener un unico macho para cubrir a varias hembras, que bien y facilmente pueden ser de 3 a 4 en un espacio medio, pera evitar dificultades a la hora de escapar la hembra y facilitarle al macho asi su apareamiento.
Deberemos tener en cuanta que sean hembras maduras pasadas las cuatro semanas del destete, para que estas es de tiempo a poder desarroyarse y tener un buen crecimiento, porque si se juntaran antes el macho les trastornaria el desarroyo de crecimiento.
El embarazo se le notara rapidamente a la hembra fijandonos en el notable tamaño de su barriga, y bien aqui hay diversidad de opiniones que tratare de resolver:
  • Hay gente que prefiere dejar las hembras preñadas juntas sin separarlas del macho. Esta es una de las dos opciones, que tiene su ventaja y su desventaja. Al no separar la hembra tenemos la opción de que la siguiente hembra junte las dos camadas, disminuyendo logicamente la cantidad de supervivencia entre las crias(denominadas Pimkies) por diferencia de tamaño  y de edad, aunque la ventaja es que existe un ciclo de celo posparto al cual el macho normalmente deja de nuevo preñada a la ratona parturienta, asi cuando esta destete a las crias, estara cerca de su siguiente parto.
  • Y la otra opción es la de separar la Hembra, esta es la opción que yo utilizo, pues evito lo anteriormente expuesto aunque prolonge el tiempo de la nueva camada, asegurandome de un mayor numero de crías. Una vex destetadas las crias de nuevo junto a la hembra con sus anteriores compañer@s sin ningun tipo de problema, en situaciones normales no tardara de nuevo en quedarse preñada.

La gestación dura entre 20 y 21 dias, teniendo  desde 3 hasta casos de 25 crias en una sola camada.
Las crias nacen totalmente ciegas y disprovistas de pelo, aunque con una gran habilidad ya para engancharse en los pezones de la madre. Es normal ver y notar sintomas de canivalismo por varios motivos, pero la mas frecuente es el estrés y mala alimentación, aunque tendremos en cuenta que la madre dispone de un sexto sentido que nota las crias con mas probavilidad de supervivencia.
entre los 15 y 17 dias del nacimiento podremos observar como los nuevos inquilinos se proveen ya de su pelaje y hacen por provar el alimento solido.
Y a los 21 dias empezaremos a ver sus escapadas y sus correteos, ahi es cuando se nos indica el destete de las crias, partiendo de la base que todo el tiempo que esten ya con su madre es un desgate de lactancia hacia la misma y en casos muy numerosos de camada acaban por hacer perecer a su madre.
Estas indefensas criaturillas, seran fertiles y por lo tanto capaces de reproducirse entre los 35 y 50 dias del nacimiento.

 Enfermedades

Los ratones también pueden llegar a enfermar y necesitar de cuidados veterinarios.
Normalmente cuando un ratón enferma se le ve más apático, sin ganas de jugar, ni de salir. También se le puede notar, por la falta de apetito o por que el cuerpo mantenga una temperatura fría al tacto.
En cuando se observen los primeros síntomas es urgente llevarle a un veterinario especializado en animales exóticos. Los ratones tienen un metabolismo mucho más rápido que el del ser humano y la rapidez de actuación resulta clave si queremos que nuestro ratón se recupere y pueda volver a disfrutar de la vida.
Otras veces pueden tener heridas o llagas que requerirán de una buena desinfección todos los días. Siempre es mejor que lo vea un veterinario para indicar que es lo mejor en estos casos y nos asesore en como realizar las curas para evitar que las heridas se infecten.
Cuando un ratón llega al final de su vida se le puede llegar a notar porque su cuerpo se quedará frío y empezará a paralizarse.
Sensibles a múltiples parasitosis externas e internas, así como a diferentes enfermedades virales, bacterianas y fúngicas, deben ser mantenidos en cautividad cerrada para evitar las afecciones más comunes.

Relación con el hombre

 

Educación

Los ratones son animales muy listos a los cuales les encanta jugar. Con tiempo, perseverancia y paciencia, se les puede llegar a enseñar algunos trucos. Por supuesto siempre de forma positiva, jugando y premiándoles.
  • Acudir a la llamada: es muy sencillo de enseñar. Cada vez que se les ponga la comida o se les vaya a dar algo que le guste especialmente al ratón, se hace un ruido, siempre el mismo. Así pasados los días asociará el ruido con la comida, y siempre que se haga el ruido acudirá.
  • Pasar por un aro: se necesita un aro de tamaño pequeño por el que los ratones puedan pasar sin problemas. Se le muestra el premio (siempre comida) y se le muestra el aro. Se pone la comida en el centro del aro y, según se vaya acercando, se aleja un poquito para que lo cruce. Una vez que haya pasado el aro se le premiará a la vez que se le dice la palabra deseada. Siendo constantes con este ejercicio pronto aprenderá lo que quiere decir esa palabra y el ratón pasará por el aro sin necesidad del premio.
Estos son dos ejemplos de lo que se le puede enseñar a los ratones pero, con imaginación y mucha paciencia, se les puede enseñar numerosos trucos. Siempre mediante premios y en ningún momento castigándolo.

 

fuentes:

animalnatura