viernes, 28 de noviembre de 2014

el Hamster ruso

El hámster ruso es en la actualidad el hámster enano con mayor difusión. Su docilidad ha hecho que en poco tiempo se hayan distribuido casi tan ampliamente como la especie más conocida, el hámster dorado.
Nombre; Hamster ruso
Nombre científico: Phodopus sungorus
Localización en libertad:Proviene del suroeste de Siberia y las regiones del este de Kazakhstan, Manchuria y Mongolia, con climas por lo general fríos.

Origen ruso


El hámster ruso es de pequeño tamaño, con 7-11 cm de longitud y unos 35 a 50 gramos de peso, de cola muy corta y cuerpo rechoncho. Es común como mascota, ya que sus cuidados se limitan prácticamente a la alimentación e higiene de la vivienda. El poco espacio necesario también es considerado un factor idóneo para su estancia en casas de poco tamaño. Es un hámster agradable al que se puede acostumbrar a una rutina de comida e interacción con las personas encargadas de él.
Se trata de un animal generalmente dócil y su esperanza de vida va de promedio de los 2 a los 2,5 años, aunque puede llegar a vivir excepcionalmente 3 años o poco más.

Variedad de colores

En la naturaleza, el color común para los hámsters rusos es habitualmente de un tono café, grisáceo y blanco, con una línea dorsal de color negra o gris oscura en la gran mayoría de los casos, así como alguna mancha del mismo color en la zona del hombro. Dentro de las mutaciones o mezclas que se producen entre ellas (por razones científicas) también hay combinaciones como:
  • Argente: es una combinación genética entre los rasgos del roedor campbells y el ruso. Presenta un color sepia, mientras que su línea dorsal puede ser de tono dorado.
  • Canelo: es un tono gris que llega a presentar malformaciones como la falta de linealidad en la cabeza. Es un tipo de hámster que suele vivir menos de lo habitual.
  • Mandarín: la mutación presenta un color de pelo naranja que, con el paso del tiempo, se irá volviendo de un torno amarillento-marrón.
  • Perla: es un color de tonos diversos habitualmente grisáceos, que data su aparición desde los años 80 ó 90 del siglo XX.
Así pues, se presentan diferentes colores, siendo los más habituales los tonos grisáceos o blanquecinos, con una banda gris oscura a lo largo del lomo y es común el vientre blanco, aunque existen también variedades con diferentes tonalidades intermedias obtenidas a partir de cruces. La hembra se distingue del macho por la distancia entre los orificios del ano y la vulva. En ésta se pueden distinguir hasta 3 orificios.

Alimentación

La dieta del hámster Ruso está basada en semillas y cereales, preferiblemente de tamaño pequeño, además de complementos vegetales y proteínicos. 
Para cuidar adecuadamente a tu hámster debes alimentarlo con los preparados especiales para hámsteres que venden en las tiendas especializadsa en mascotas. A modo de complemento, tienes la opción de darle frutas y verduras en cantidades muy pequeñas. Pequeños trozos de manzana, maíz, lechuga o tomate será lo ideal para él. Recuerda que es un animal pequeño, así que no le satures. Dale trocitos pequeños para satisfacerle. No le des alimentos muy dulces, pues los hámsteres rusos tienden a sufrir de diabetes.
Adicionalmente habrá que variar su alimentación dependiendo de factores externos, como por ejemplo aumento de las temperaturas (se le puede dar fruta para que no se deshidrate), embarazo y parto (se debe aumentar la cantidad de proteínas), sobrepeso (se disminuirán los componentes más grasos de la mezcla), o enfermedad (diarrea o diabetes).

ALOJAMIENTO


De las opciones propuestas en la sección de alojamiento se recomienda para esta especie los terrarios, tuppers o jaulas de metacrilato. Esto es debido a que suelen roer los barrotes insistentemente, pudiendo lesionarse por las rozaduras en el hocico. Además, si la jaula es muy alta pueden caerse al trepar y hacerse daño.

Sin embargo, estos pequeños son grandes trepadores, así que si contamos con una jaula de barrotes segura, con barrotes horizontales, sin barrotes en el piso y con poca altura, disfrutarán y quemarán muchísima energía trepando por ellos y colgándose del techo.
Como cada animal es único, el hábitat habrá de adaptarse a sus necesidades, si no tiene la manía de roer los barrotes o no se hace daño al hacerlo, y su jaula es segura, los barrotes pueden ser un elemento positivo.

animalnatura